Preguntas Frecuentes Procedimientos

Es una rama de la cirugía que junto con la cirugía reconstructiva forman parte de una especialidad quirúrgica reconocida académicamente como cirugía plástica, de esta forma el profesional capacitado y reconocido para realizar cirugías de tipo estético es el médico cirujano plástico, el cual debe ser en nuestro país reconocido por la Sociedad Colombiana de Cirugía Plástica Estética, Reconstructiva, maxilofacial y de la mano. SCCP.

La cirugía estética contempla una serie de procedimientos quirúrgicos tendientes a mejorar la figura y armonía del cuerpo humano misma que pudo haber sufrido deterioro gradual con el paso del tiempo o por eventos como el embarazo, sobrepeso etc., y que en general redundan en un cambio en el aspecto que puede lucir envejecido o con pérdida de la belleza natural.

Todo procedimiento quirúrgico lleva un riesgo, mismo que es llevado al mínimo contando con un análisis previo de cada caso sobre paciente sano, con parámetros normales paraclínicos, de laboratorio y contando con un recurso técnico y humano calificado que ofrezca la mayor seguridad al paciente.

El paciente de cirugía estética es un paciente quirúrgico de bajo riesgo, sano y sin enfermedades previas, sin embargo siempre se tienen en cuenta todos los factores que proporcionen estabilidad y seguridad en cada caso de lo contrario no se opera.

La valoración pre anestésica completa es básica.

Algunos procedimientos requieren cuidados especiales como evitar exposición al Sol, ejercicios extenuantes por algunas semanas.

Es fundamental que cada persona adquiera y mantenga hábitos sanos de alimentación sin incurrir en excesos y aumentos de peso, así como tratar de combatir el sedentarismo con algún tipo de ejercicio físico; todo esto aparte de optimizar en los resultados de una cirugía estética redunda en salud y bienestar con menor probabilidad de adquirir enfermedades.

Cualquier persona en buenas condiciones de salud quien haya sido adecuadamente informada del tipo de procedimiento y que tenga un convencimiento de querer cambiar y mejorar algún aspecto de su cuerpo.

La cirugía estética debe ser indicada en cada caso en particular y no debe modificar la esencia de la persona ni incurrir en sobre correcciones que cambien drásticamente la apariencia natural sobre todo en cirugías de la cara.

Las modificaciones que se realizan en una cirugía son definitivas y permanentes sin embargo el organismo continúa en un proceso de envejecimiento celular que es variable de una a otra persona y se pueden requerir retoques posteriores varios años después si es necesario.

El cambio obtenido después de un procedimiento debe cumplir la expectativa deseada; así la mejoría en un aspecto de la figura debe impactar positivamente en grado variable sobre la seguridad y autoestima permitiendo un desempeño más satisfactorio en el entorno personal social y de pareja.

La cirugía estética es de convicción, no se está enfermo, solamente se quiere lucir mejor, sentirse mejor y de acuerdo con un pensamiento alegre juvenil y optimista a cualquier edad.

Es muy importante tener presente que una persona cambia de acuerdo a lo que era. Nunca se siguen estereotipos determinados de belleza y tampoco nunca una o un paciente va a quedar igual a otro. Los organismos así como la respuesta de los tejidos a la modificación varía de una persona a otra.

Es por esta razón que no es honesto mostrar una fotografía de “ como voy a quedar” ni tampoco ofrecer algún tipo de garantía o resultado determinado. Todo procedimiento será mantenido e incluso mejorado por un adecuado hábito alimentario y ejercicio físico. El estilo de vida finalmente es lo que determina no solo como luce sino el estado de salud de una persona.

Sí, aunque las cirugías de contorno corporal son mas frecuentes en la mujer ya que en el hombre la grasa del abdomen se localiza dentro de la cavidad abdominal y no debajo de la piel como en ellas haciéndose susceptible de extraer con liposucción.

En los jóvenes y adolescentes cirugías de nariz y orejas, también en personas dedicadas al mundo del espectáculo y modelaje, físico- culturismo etc., que requieren refinamiento en algunos aspectos de su figura.

En la edad adulta son mas frecuentes las cirugías de párpados y de rejuvenecimiento facial.

Hasta hoy no podemos contar con algo mágico que nos haga ver mejor y rejuvenecer de una forma rápida, extraordinaria y para siempre como se anuncia.

Existen muchos aparatos, reductores, sustancias etc. que tienen un efecto limitado y deben estar bien indicados, de lo contrario se cae en la especulación y en el engaño.

Es aconsejable recibir un manejo personalizado y asesorado en cada caso, son útiles los tratamientos de mantenimiento de la piel, la hidratación, la nutrición de la misma, así como una terapia de sostén de la figura con masajes, drenaje, termoterapia y presoterapia que ayudan a mejorar la circulación linfática y a eliminar toxinas; todo esto dentro de un sano hábito alimentario complementado con actividad física, de esta forma hacemos del cuidado de nuestro cuerpo un hábito para toda la vida.

Todo procedimiento en el que se vaya a traspasar la piel, desde una inyección a una liposucción o la llamada lipólisis, debe ser realizada por un especialista acreditado y en una clínica certificada.