Mamoplastia De Aumento

Es un procedimiento quirúrgico en el que se colocan prótesis o implantes detrás de la glándula mamaria o músculo pectoral con el fin de mejorar el tamaño, forma, proyección y consistencia de las mamas.

Es un procedimiento quirúrgico en el que se colocan prótesis o implantes detrás de la glándula mamaria o músculo pectoral con el fin de mejorar el tamaño, forma, proyección y consistencia de las mamas.

Se conoce con el nombre técnico de mamoplastia de aumento o cirugía de implantes mamarios.

Este es un procedimiento que se realiza en todo el mundo hace  mas de 50 años y que en si  mismo ha tenido una evolución técnica  y científica que le permite ofrecer mejores resultados y mayor seguridad a las pacientes.

Toda paciente bien informada que quiera cambiar el aspecto de sus senos, que tenga buena salud, que no tenga enfermedades graves y que haya analizado cuidadosamente las expectativas de resultado con su cirujano.

Aunque no hay límite de edad para la operación es mejor realizarla una vez finalizado el crecimiento y preferiblemente en mujeres adultas. La cirugía no impide tener futuros embarazos y no frustra la lactancia.

Las mejores candidatas son mujeres delgadas con senos pequeños, hayan tenido o no hijos. Cuando los senos no están caídos (Ptosis) los resultados son mejores, en caso contrario hay que realizar procedimientos adicionales como mastopexia (subir los senos).

Suele durar aproximadamente dos horas, se realiza bajo anestesia general y en la mayoría de veces se realiza en forma ambulatoria.

La localización de la incisión mas usada es alrededor de la areola en su mitad inferior ya que es la que menos se nota con el tiempo, también se usan otras como submamaria en el pliegue debajo del senos y la axilar menos usada.

Una vez se hayan obtenido el tamaño, forma y simetría adecuadas se realiza un cierre muy cuidadoso de las heridas y se coloca un brassier especial o vendaje.

Se prescriben antibióticos,  analgésicos y reposo en casa de aproximadamente por 3 días después de los cuales se reinicia la vida normal recomendando actividad física y deporte después de un mes.

Los más usados actualmente son los de gel cohesivo de silicona grado médico con cubierta texturizada, existen también los de solución salina y de cubiertas lisas.

Se ha investigado sobre otras sustancias como aceite de soya sin que se demuestren ventajas sobre los anteriores.

Los implantes están diseñados para durar toda la vida sin embargo las casas comerciales que los fabrican recomiendan realizar una revisión y cambio entre 10 a 12 años dependiendo del comportamiento en cada caso.

El Cirujano elegirá las marcas que mas seguridad y confianza ofrezcan, también los que cuenten con garantía y respaldo. La paciente recibirá unas tarjetas que certifican estas características.

Aunque en todo procedimiento quirúrgico existen riegos, estos son llevado al mínimo aumentando el margen de seguridad siempre y cuando se tengan en cuenta aspectos como el cirujano elegido , la institución con infraestructura adecuada donde labore y un adecuado estudio de la paciente antes de la cirugía que incluye exámenes de laboratorio y evaluación por médico anestesiólogo. Si se detectan riesgos importantes es mejor desistir de la cirugía.

Los implantes están diseñados para soportar situaciones extremas sin embargo se pueden llegar a romper en accidentes o traumatismos severos.

En tal caso el tratamiento es cambiarlos sin riesgo para la salud de la paciente.

No es cierto que un implante se estalle ni con la altura (Viajar en avión) ni con la inmersión (Bucear) ya que son elementos sólidos y no de aire.

Los implantes son elementos extraños al organismo y producen una reacción conocida como cápsula. Esta cápsula puede dar molestias en algunas pacientes en un porcentaje muy bajo y se conoce como contractura capsular que hace el seno muy duro y doloroso y que requiere tratamiento.

Hoy en día se presenta muy poco este problema ya que se tienen en cuenta los factores que la pueden ocasionar y se evitan.

En algunos casos en el post operatorio inmediato. (7 primeros dias) puede haber sangrado interno que forma un hematoma que requiere su drenaje sin que revista gravedad.

No se ha demostrado en varios años de estudios científicos que los implantes mamarios produzcan cáncer.

Toda mujer debe sin embargo tener una evaluación periódica de sus senos tenga o no implantes por que la tendencia siempre estará presente.

Tener implantes no impide la realización de una mamografía o ecografía y en algunos casos se pueden usar otras técnicas como resonancia magnética para efectos diagnósticos.

Se conoce con el nombre técnico de mamoplastia de aumento o cirugía de implantes mamarios. Este es un procedimiento que se realiza en todo el mundo hace mas de 50 años y que en si mismo ha tenido una evolución técnica y científica que le permite ofrecer mejores resultados y mayor seguridad a las pacientes.

Es una reacción poco frecuente del cuerpo al implante en la que se produce un aumento de la consistencia, haciéndose el seno mas duro y en ocasiones presenta dolor.

No es grave pero puede requerir tratamiento, reintervención y en casos raros retiro definitivo del implante.

Es una acumulación de líquido de origen inflamatorio alrededor del implante que produce un aumento de volumen de toda la mama.

Puede presentarse semanas o meses después de la cirugía aunque se han visto incluso después de años.

Su frecuencia de aparición es rara y su tratamiento es drenaje y descompresión con cambio o no de implante y en casos severos requiere su retiro.

Toda cirugía puede alterar la sensibilidad alrededor de la piel de la zona operada.

En la mamoplastia puede verse una disminución de la sensibilidad alrededor del pezón dentro de los tres primeros meses.

Esta suele recuperarse hasta en un 90% sin embargo muy pocos casos puede alterarse la sensibilidad en algunas zonas de manera permanente.

Puede haber ruptura por defecto de fabricación o por un traumatismo fuerte.

La ruptura no implica un evento grave o nocivo para la paciente ya que el contenido cohesivo es firme, no es tóxico ni tampoco se vá a ir a para otra parte.

Si se confirma la ruptura por examen y/o ecografía, se programa una revisión y reemplazo del implante.

No es urgente reemplazarlo puede esperar incluso algunos meses.

Las pacientes con prótesis pueden tener embarazos completamente normales e inclusive amamantar a sus hijos.

Las mamas pueden crecer de una forma variable de una paciente a otra y la capacidad de producir leche va a estar ligada a la habilitación o predisposición que tenga cada mujer a esta condición.

Unas más que otras y también existen las que definitivamente no producen leche.

Hay un cambio muy importante en la forma, tamaño, posición y consistencia de los senos. En los primeros días después de la cirugía se ven los cambios, sin embargo una vez ha ocurrido la maduración y remodelación de cicatrices y tejidos el resultado es mejor y mas natural es decir entre uno a tres meses.

El aspecto de las mamas puede variar con el tiempo, ya que el cuerpo, la piel y los tejidos continúan envejeciendo y estos pueden hacerse más flojos y caer con el tiempo como un fenómeno natural. Pueden requerirse cirugías de reacomodación o retoque posteriores.

La cirugía de aumento mamario es uno de los procedimientos de cirugía plástica estética mas frecuentemente realizados en muchos países con índices muy altos de satisfacción para las pacientes, quienes no solo se ven mas atractivas y bellas si no que mejoran su autoestima y desempeño social, en especial cuando tienen expectativas reales y canales adecuados de comunicación con su cirujano.

No es cierto que existan implantes para TODA LA VIDA, las compañías que los producen les dan una vida media útil entre 10 a 12 años. Sin embargo si en este tiempo el examen físico y de imágenes no reportan anormalidad, estos pueden seguir en el cuerpo. Como todo cuerpo extraño en el cuerpo, este  puede estar presente hasta la edad senil, pero tiene el potencial de tener que revisarse, cambiares o retirarse.