Ácido Hialurónico

Es una sustancia que normalmente existe en la piel humana pero que con el paso del tiempo se va perdiendo haciendo que en las zonas de mayor trauma o pliegue se formen grandes surcos o hendiduras. La ciencia biomédica sintetiza este producto para uso en la piel humana. Es un producto seguro, siempre y cuando se conozca su procedencia. No todo es ácido hialurónico. Su Médico debe informarle que marca está usando.

Cuando existen surcos marcados en la cara, especialmente al lado de la nariz y los labios. También es usado para tratar depresiones o hundimientos y para engrosamiento y definición de labios.

Es un producto costoso, así que grandes volúmenes como una nalga serían inviables de costear. Lo que suelen aplicar en las nalgas NO es ácido hialurónico sino sustancias que llaman ¨biopolímeros¨ que suelen ser silicona líquida y causar problemas.

Se aplica en consultorio con adecuadas medidas de asepsia a través de una micro aguja. El médico tratante va explicando al paciente los efectos que se van logrando. Se trata primero un lado y se compara el resultado con el otro.

No. Hay alguna zonas de enrojecimiento que se disipan en unas horas.

Puede durar entra 10 meses a 1 año. Sin embargo, al disminuir el resultado por absorción del producto, el aspecto de la piel es mucho mejor que antes de iniciar la primera sesión ya que el tejido ha ganado tejido colágeno y grosor.

Si, es lo que se busca. Aplicando las dosis correctas en los sitios indicados. Este producto no deja grumos ni bultos NO es igual a los llamados (biopolímeros) ya que estos últimos son silicona líquida que no se absorbe y luego ya no se puede retirar.

Puede ser cada año sin embargo cada caso tiene su indicación particular.

Nada. Solo que el paciente extraña su aspecto bonito, mientras lo llevaba u buscará una nueva aplicación.

Por que le devolvemos a la piel una estructura de soporte que ha perdido, y esto aplicado en varias ocasiones, le devuelve grosor y lozanía a la piel. Se puede combinar con otras formas de tratamiento como la aplicación BOTOX, exfoliantes y rayo láser para lograr mejores resultados. Estos procedimientos hacen parte del denominado REJUVENECIMIENTO FACIAL SIN CIRUGÍA.